Mayo 2019
ACTUALIDAD I+D
VRAIN se integra en la Red CLAIRE

VRAIN se integra en la Red CLAIRE

El Instituto Valenciano de Investigación en Inteligencia Artificial (VRAIN, por su sigla en inglés) de la Universitat Politècnica de València (UPV) ha entrado a formar parte de la red internacional CLAIRE, cuyo fin es impulsar la excelencia europea en inteligencia artificial (IA).

Nacida en 2018, CLAIRE cuenta ya con 1.728 expertos -entre los que se encuentran los 80 miembros de este nuevo instituto de la UPV- y el apoyo de 747 empresas de la Unión Europea (UE).

Vicent Botti, director del Instituto VRAIN-UPV, explica que el objetivo del mismo "es producir avances significativos en el campo de la IA, centrándonos en campos como el desarrollo de nuevos métodos y técnicas de aprendizaje automático, las aplicaciones innovadoras en IA orientada al ser humano, el big data, el procesamiento del lenguaje natural, la visión artificial, la robótica, la cooperación hombre-máquina, la inteligencia artificial explicable y segura...".

"La incorporación de nuestro Instituto a CLAIRE", añade Botti, "permitirá reforzar nuestra colaboración con los principales centros de investigación europeos en IA, en busca siempre de una meta prioritaria: contribuir a la excelencia europea en este campo".

Creado hace poco más de un mes

El Instituto VRAIN-UPV se creó el pasado mes de abril y está formado por investigadores con una amplia experiencia y reconocimiento tanto nacional como internacional en el ámbito de la IA. "En el ámbito español, nuestra producción científica y participación en proyectos de investigación nos sitúan entre los tres mejores centros del país", destaca Botti.

El catedrático de la UPV presentó a finales de mayo este nuevo instituto de la UPV en un encuentro promovido por la Comisión Europea en el que se dieron a conocer nuevas líneas de investigación y programas de I+D sobre IA.

IA, presente y futuro: elecciones, comportamiento humano, big data...

Según el director de VRAIN-UPV, la IA está cada vez más presente en nuestro día a día "y lo estará mucho más conforme pasen los años". Como ejemplo, las elecciones.

"La IA permite generar sistemas de persuasión automática, y facilita a los partidos políticos la creación de mensajes orientados a sus potenciales votantes. Un caso paradigmático fue el de las elecciones de Estados Unidos, donde la batalla política se centra en solo dos contendientes: demócratas o republicanos. En nuestro país, el escenario es más abierto y complejo, con muchos más partidos sobre los que persuadir. Aun así, la IA ya está presente en las estrategias de los partidos", afirma Botti.

El director del Instituto VRAIN explica que la IA ayuda a las formaciones políticas a conocer mucho mejor a los votantes. "La IA, el big data... son herramientas muy potentes para orientar o reorientar su campaña. Quizá sea un campo todavía incipiente, pero su peso será cada vez mayor en nuestra vida diaria y, por supuesto, en los procesos electorales", añade.

Así mismo, el catedrático de la UPV apunta también que la IA "va a permitir reproducir el comportamiento social humano. Por ejemplo, ayudará a modelar el miedo a las pérdidas y las actuaciones de los vendedores en los mercados de vivienda, o a predecir la asunción de riesgos en experimentos de subasta. A su vez, la IA es también de gran interés en muchas áreas de investigación, como la gestión de emergencias, la educación personalizada, la atención sanitaria, los videojuegos o el marketing", concluye Botti.

 

volver

 
ACTUALIDAD I+D
La UPV lidera el proyecto ETHON

La UPV lidera el proyecto ETHON

Un equipo de investigadores de la Universitat Politècnica de València (UPV), pertenecientes al Grupo de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) contra el Cambio Climático (ICTvsCC) del Instituto de Aplicaciones de las Tecnologías de la Información y de las Comunicaciones Avanzadas (ITACA), ha desarrollado, bajo la coordinación del profesor José Vicente Oliver, una nueva aeronave que facilita la gestión integral de los incendios forestales y los trabajos de extinción.

El proyecto, enmarcado dentro de ETHON -financiado por la Agencia Valenciana de la Innovación (AVI)-, ha dado como resultado un prototipo de convertiplano (muy similar, en su funcionamiento, al de un avión) que cuenta con una cámara termográfica -como sensor aéreo- y un dispensador de sensores terrestres que ofrecerán información clave para su objetivo, como son los niveles de dióxido de carbono y humedad de la zona afectada por el incendio, así como la intensidad del viento en la misma.

Registro de las zonas de difícil acceso y precisión detallada de los puntos calientes del incendio

David Vinué, investigador del grupo ICTvsCC-ITACA de la UPV, explica que los sensores terrestres "se encuentran dentro de una carcasa esférica con un giróscopo, y su distribución se realiza mediante un depósito intercambiable de ocho unidades que posibilita, a modo de bombardeo, su dispersión".

Al distribuirse desde la aeronave, estos sensores permiten registrar datos de aquellas zonas de más difícil acceso para los bomberos, como vaguadas, quebradas, zonas de pendiente o áreas muy densas o alejadas de las vías de escape, además de precisar con detalle los puntos calientes del incendio.

Datos esenciales para un mayor rigor en la declaración de incendio extinguido

"El objetivo de esta aeronave", destaca José Vicente Oliver, miembro del ICTvsCC del ITACA-UPV y coordinador del proyecto, "es facilitar las labores de extinción cuando se produce un incendio forestal. Primero, ayudaría a asegurar el perímetro y a controlar el avance del fuego en zonas de interés para el mando, y después, contribuiría a controlar los focos de fuego aislados y las posibles reproducciones de fuego subterráneo".

Según Raúl Quílez, técnico forestal del Consorcio de Bomberos de la Diputación de Valencia y colaborador del grupo de investigación de la UPV, "esta nueva herramienta aportará datos esenciales para que la dirección de la extinción de un incendio forestal pueda declararlo por extinguido con mayor precisión y rigor técnico".

Despegue en vertical y vuelo por sustentación del ala fija

La principal novedad de la aeronave puesta a punto por los investigadores de la UPV reside en la integración de la termografía y los sensores en el propio vehículo. Además, tiene las características óptimas para su uso en zonas forestales sin infraestructuras, pues despega en vertical y vuela por la sustentación del ala fija, con alta autonomía respecto a los drones de ala móvil. "En todo caso", incide Oliver, "principalmente, la innovación se basa en integrar estos tres sistemas, termografía, sensores y aeronave, para un único fin".

En el proyecto han participado también, bajo la coordinación del equipo de la UPV, las empresas valencianas PYRO, UAV-WORKS y ETRA I+D.

VER VÍDEO

volver

 
ACTUALIDAD I+D
Una nueva técnica UPV mejora la capacidad de predicción de períodos de sequía

Una nueva técnica UPV mejora la capacidad de predicción de períodos de sequía

Un equipo de investigadores de la Universitat Politècnica de València (UPV) pertenecientes al Instituto de Ingeniería del Agua y Medio Ambiente (IIAMA) ha desarrollado una técnica que permite determinar la capacidad de un modelo climático para predecir un periodo de sequía.

El estudio, publicado en la revista científica Journal of Hydrology, tiene por objeto mejorar el conocimiento sobre estos eventos extremos, fenómenos complejos que pueden variar en su magnitud, intensidad y duración.

Comparación de datos pronosticados con los finalmente observados

Jaime Madrigal, investigador del Grupo de Ingeniería de Recursos Hídricos (GIRH) del IIAMA, explica que la meta de este trabajo "es establecer una metodología que permita definir la capacidad de un modelo climático para pronosticar períodos de sequía en cuencas con altos índices de explotación. Este artículo forma parte de mis estudios doctorales, en los que pretendo realizar diferentes análisis con el objetivo de gestionar de la manera más efectiva toda la información proveniente de los modelos de pronóstico climáticos de cara al estudio de las sequías".

Para desarrollar la metodología, se ha analizado la variable 'precipitación' de un modelo climático estacional, desarrollado por el Centro Europeo de Previsiones Meteorológicas a Plazo Medio, y que genera pronósticos a 7 meses.

"Hemos generado una técnica", afirma Madrigal, "que permite conocer la capacidad predictiva de eventos de sequía al comparar los datos pronosticados de un modelo climático y los observados. Sin embargo, estos modelos aún no son lo suficientemente precisos para determinar estrategias de prevención y adaptación".

De 1981 a 2006

La técnica se ha aplicado en la cuenca del Júcar por dos razones básicas: por tratarse de una zona con un alto índice de explotación del recurso (en torno al 87%), y por pertenecer a una región semiárida, proclive a sufrir varios periodos de sequía.

De este modo, se han evaluado los datos observados y pronosticados del periodo que abarca desde 1981 hasta 2006, habiéndose obtenido un resultado que determina que los pronósticos de sequías del análisis de los datos del modelo climático, "se parecen en un 20% a lo que realmente sucedió, siendo un porcentaje muy bajo para tomar una decisión", señala el investigador del IIAMA.

Pasar del 20% al 60%

A este respecto, Madrigal indica que los modelos climáticos evolucionan constantemente, por lo que se debe mejorar la precisión de la información para de esta forma poder predecir la sequía, "no con una certeza del 20%, sino con niveles que superen el 60%", resalta el investigador mexicano.

Por último, Madrigal ha querido poner en valor una de las ventajas que aporta la metodología desarrollada, la posibilidad de obtener un resultado global del análisis de los datos pronosticados durante un periodo de tiempo en diferentes emplazamientos de una misma cuenca.

Junto a Jaime Madrigal, han participado también en este estudio los investigadores del GIRH-IIAMA Abel Solera, Sara Suárez, Joaquín Andreu, Javier Paredes y Sonia Sánchez Quispe, de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (México).

volver

 
ACTUALIDAD I+D
Katherine Johnson y Jane Jacobs, protagonistas de los “Murales interactivos Mujeres de Ciencia” de la UPV y Las Naves

Katherine Johnson y Jane Jacobs, protagonistas de los “Murales interactivos Mujeres de Ciencia” de la UPV y Las Naves

El proyecto Murales interactivos Mujeres de Ciencia, impulsado conjuntamente por la Universitat Politècnica de València y el centro de innovación Las Naves del Ayuntamiento de València,  en colaboración con la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) - Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, suma dos nuevas homenajeadas. Se trata de la matemática Katherine Johnson –la “calculadora humana” que ayudó al Apollo 11 a llegar a la Luna; y la urbanista Jane Jacobs, cuyo legado propició una nueva forma de pensar las ciudades con perspectiva de género y participación ciudadana.

El mural de Katherine Johnson da la bienvenida ya a todo el alumnado y profesorado del CEIP Juan Manuel Montoya, situado en el barrio valenciano de Nazaret (carretera de la Punta al Mar, 75). Ubicado en lo alto del edificio principal del colegio, el mural es obra de la artista colombiana Nathalia Gallego, conocida como Gleo.

En él, homenajea a Johnson representando todo aquello por lo que ella brilló, su forma de observar y plasmar los números en el espacio y la naturaleza. “Quise abstraer las formas de su retrato para poder representar ese lenguaje matemático que existe en todos lados y que ella dominó. El mural es un juego de superposición de formas, planos y colores; incluyo parábolas, conos, esferas, círculos, cuadrados, planos… la base y el principio de todo lo que nos rodea y del conocimiento de Katherine Johnson”, destaca Gleo.

El mural, de 7x10 metros, sobresale ya en este barrio valenciano y en un colegio, el Juan Manuel Montoya, especialmente volcado con la visibilización de la mujer en todos los campos y la integración social.

“Para mí este mural ha sido un reto, más teniendo en cuenta el espacio en el que está, que es una escuela de niños. Y ha supuesto también un reconocimiento para alguien que brilló todavía más en una época marcada por la segregación”, añade Gleo.

Para la artista colombiana, este proyecto es muy importante “al mostrar una cara que muchos no hemos visto, de cómo las mujeres han sido partícipes en las ciencias, en las artes y en otros campos, pero no se les ha dado el protagonismo”. En su opinión, este tipo de iniciativas permiten hacer ver cómo lo que importa es el conocimiento y las ideas, y no el género, condición o época, en este caso con el arte mural como medio de expresión”, destaca Gleo.

De Nazaret al barrio de El Carmen

El segundo de los dos nuevos murales del proyecto de la UPV, Las Naves y FECYT está en pleno centro histórico de València, en el barrio de El Carmen; en concreto, luce en la calle Marqués de Caro. Es allí donde la artista Tamara Djurovic –conocida como Hyuro- ha rendido su particular tributo a Jane Jacobs.

En su obra, Hyuro plasma a través de un lenguaje y estilo únicos la figura de una mujer que sostiene en sus manos una bola de cristal en cuyo interior asoman diferentes edificios y espacios. Se trata de una alegoría sobre el ideal de ciudad promovido por la urbanista estadounidense, en el que el principal protagonista es el ciudadano.

Interactivos y próximos murales

Los dos murales se completarán con diferentes contenidos interactivos a los que se podrá acceder desde la app Mujeres de Ciencia, desarrollada por el grupo UNIT Experimental de la UPV y que puede ser descargada tanto en AppStore como en Google Play. Estos contenidos permitirán conocer un poco más acerca de la figura de Johnson y Jacobs y su aportación en sus respectivos campos y en la lucha por la igualdad de género.

En las próximas semanas, verán la luz en diversos puntos de la ciudad de Valencia otros cuatro murales, que rendirán tributo a la valenciana Anna Lluch, una de las oncólogas más reconocidas en el ámbito internacional y referencia en la investigación sobre el cáncer de mama; la oceanógrafa catalana Josefina Castellví; la ingeniera precursora de la comunicación inalámbrica, Hedy Lamarr; y la primera mujer que voló al espacio y doctora honoris causa por la UPV en el año 1991, Valentina Tereshkova;

Sobre Katherine Johnson y Jane Jacbos

Nacida en 1918, Katherine Johnson fue la primera mujer afroamericana en ingresar en la Universidad de Virginia Occidental –su ciudad de origen. En 1953, empezó a trabajar para la NACA (National Advisory Committee for Aeronautics), predecesora de la NASA (National Aeronautics and Space Administration), como experta en matemáticas y geometría. Y ya entre 1961 y 1963, fue la encargada de llevar a cabo los cálculos del Proyecto Mercury.

Calculó la trayectoria parabólica del vuelo espacial Freedom 7 de Alan Shepard en 1961, primer vuelo espacial humano de Estados Unidos y fue la primera mujer en publicar un informe de investigación en el que explicaba las ecuaciones que describen un vuelo espacial orbital en el que se especifica la posición de aterrizaje de la nave espacial. Y aunque en 1962 la NASA empezó a utilizar computadoras electrónicas para realizar los cálculos, el astronauta John Glenn pidió que fuera ella quien verificara las cuentas de la computadora que le llevarían en vuelo orbital alrededor de la Tierra en la nave Friendship 7. “Si ella dice que son buenos, entonces estoy listo para partir” dijo Glenn. Y lo fueron, y este vuelo marcó un punto de inflexión en la competencia entre Estados Unidos y la Unión Soviética en el Espacio. En 1969 con la llegada del Apollo 11 a la Luna, fue ella quien se ocupó de sincronizar el módulo lunar con el orbital para el regreso a la Tierra.

En el año 2015, el presidente Barack Obama le otorgó la Medalla de la Libertad Presidencial, el más alto honor civil de los Estados Unidos. Y en agosto del año pasado, celebró sus 100 años mientras Estados Unidos celebraba el día la mujer. 

Por otro lado, Jane Jacobs nació en mayo de 1916 en EEUU, en un pequeño pueblo de Pennsylvania, aunque posteriormente se marchó a Nueva York. Allí se casó con un arquitecto, formó su familia en un sencillo apartamento de Greenwich Village, comenzó a interesarse por las cuestiones urbanas y consolidó su vocación por el periodismo.  Nunca llegó a tener ningún título universitario, pero acabó trabajando primero para la Office of War Information y luego como reportera para Amerika, una publicación del Departamento de Estado de EEUU. Finalmente acabaría siendo editora de la revista Architectural Forum. Desde sus artículos polemizó duramente con las tendencias urbanísticas dominantes en la década de los 50, aquellas que propiciaban el crecimiento de los suburbios y el culto al automóvil particular y las autopistas, junto con la desvalorización de los centros urbanos tradicionales, las demoliciones sistemáticas de los antiguos edificios y sus barrios en nombre del progreso y la modernización, y la construcción de enormes torres de viviendas.

En el año 1961 publicó el libro Muerte y vida de las grandes ciudades, en el que postuló que antes de cambiar una ciudad o intervenir en ella hay que conocerla a fondo, y eso implica entender dónde está su vitalidad, cómo la usa el vecindario, qué aprecian de ella, qué actividades realizan en sus calles, cómo juegan las niñas y niños y dónde… en definitiva, entender las ciudades y aprender a vivirlas.

VER VÍDEO

volver

 
ACTUALIDAD I+D
Big data en llamadas al 112

Big data en llamadas al 112

Un equipo de expertos de la Universitat Politècnica de València (UPV), la Universitat de València (UV) y la Conselleria de Sanitat Universal i Salut Pública han desarrollado un proyecto de innovación e investigación que permitirá incorporar una nueva herramienta con técnicas de inteligencia artificial a la clasificaciones de urgencias y emergencias sanitarias recibidas a través de la línea telefónica 112.

Los resultados del estudio han sido presentados por la consellera de Sanitat Universal i Salut Pública, Ana Barceló; el director general de la Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta a las Emergencias, José María Ángel; los rectores de ambas universidades valencianas, Francisco José Mora (UPV) y Mª Vicenta Mestre (UV); y la directora general de Asistencia Sanitaria, Mª Amparo García Layunta.

"Este proyecto pionero", ha afirmado Barceló, "coloca a la sanidad valenciana a la vanguardia tecnológica en cuanto a la gestión de los recursos de manera eficaz y racional. La atención telefónica de la demanda sanitaria de la población supone un reto para la asignación y gestión de recursos sanitarios, ya que en el teléfono 112 se reciben peticiones de atención tanto de los casos más graves como de condiciones de salud que no revisten ninguna gravedad y no requieren una atención inmediata".

Un 60% de llamadas, de carácter sanitario

Actualmente, la atención de las llamadas sanitarias la gestionan los operadores del 112 siguiendo los protocolos de clasificación elaborados por la Conselleria de Sanitat Universal i Salut Pública. El 60% del total de llamadas que se reciben en el teléfono 112 son de carácter sanitario.

Durante la presentación, el rector de la UPV, Francisco José Mora, ha destacado que "ambas universidades contamos con equipos de investigadores referentes en inteligencia artificial a nivel nacional e internacional, cuyos resultados vienen avalados por una amplia producción científica. Somos conscientes de que hay mucho por hacer en este ámbito, las aplicaciones innovadoras en el big data, el procesamiento del lenguaje natural, la cooperación hombre-máquina... y por ello, estamos participando en la construcción de un futuro prometedor y sostenible".

Este proyecto conjunto ha sido creado a partir de la evaluación continua de los protocolos de clasificación entre la Conselleria de Sanitat Universal i Salut Pública y la Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta a las Emergencias, el análisis de la complejidad de la clasificación ,y el correcto almacenamiento de los casos históricos. El resultado final del proyecto de innovación e investigación es el algoritmo matemático de inteligencia artificial presentado.

Por parte de la UPV, los investigadores participantes han sido Carlos Saez, Pablo Ferri, Marta Durá, Javier Juan-Albarracín, Vicent Blanes y Juan M García-Gómez, todos ellos pertenecientes al Laboratorio de Ciencia de Datos Biomédicos (BDSLab).

Un año para su implantación

La implantación del nuevo sistema de clasificación llevará un tiempo aproximado de un año para formar al personal operador del 112 en los nuevos protocolos de trabajo, introducir el algoritmo en el sistema informático de emergencias y crear los nuevos interfaces de usuario.

Cuatro años de trabajo

El equipo de expertos lleva trabajando en la creación de esta herramienta desde 2015, cuatro años en los que ha preparado más de 5 millones de casos de urgencias y emergencias para entrenar al sistema de inteligencia artificial con el objetivo final de mejorar el trabajo de los profesionales sanitarios y aumentar la calidad de la atención a las urgencias y emergencias sanitarias de la población de la Comunidad Valenciana.

volver

 
ACTUALIDAD SERVICIO INTEGRADO DE EMPLEO
El sector inmobiliario y la UPV se alían para vigilar la oferta  y la demanda de la vivienda utilizando la ciencia de datos

El sector inmobiliario y la UPV se alían para vigilar la oferta y la demanda de la vivienda utilizando la ciencia de datos

Movilidad, consumos energéticos, afluencia a centros docentes y sanitarios, iluminación municipal, mapas de ruido, movimiento de tarjetas de crédito, redes sociales… Hay miles de datos que, de manera agregada, pueden servir para detectar desequilibrios entre oferta y demanda en el sector inmobiliario. Así lo estiman la Universitat Politècnica de València y empresas referentes del panorama nacional, que hoy han firmado un convenio para crear la cátedra Observatorio de la Vivienda.

La iniciativa reúne a Promotoras de Valencia (APROVA), Olivares Consultores Inmobiliarios, Novocer, Vialterra Infraestructuras, White Investing. Tendrá una duración de dos años y su director será Fernando Cos-Gayón, profesor del Departamento de Construcciones Arquitectónicas y subdirector de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Edificación.

Un planteamiento científico y objetivo

Para el rector de la Universitat Politècnica de València, Francisco Mora, la creación de esta cátedra permitirá vigilar el balance de la oferta y la demanda utilizando la ciencia de datos. “Hoy hay mucha información disponible sobre consumo de energía, rentas, movilidad y nos servirá para aprender, cosa que no pudimos hacer en épocas pasadas”, ha afirmado Mora. 

Por su parte, el presidente de la Asociación de Promotores de la Comunidad Valenciana, Antonio Olmedo, impulsor de esta iniciativa, ha explicado que “era una necesidad hacer un planteamiento científico y objetivo de la situación y que redundara en el conocimiento de las empresas y la formación del alumnado”.

Evitar desequilibrios entre oferta y demanda

La finalidad de la cátedra será detectar desequilibrios entre oferta y demanda en el sector inmobiliario de manera anticipada, correlacionando de manera transversal datos masivos de todo tipo. El director de la cátedra, Fernando Coy-Gayón, ha explicado, además, que “la otra pata del Observatorio se fija en los precios y su evolución, y si son sostenibles con las rentas que hay actualmente y las que habrá en los próximos años. El objetivo final es evitar desequilibrios entre oferta y demanda que deriven en una crisis económica como la padecida durante más de diez años en España”.

Formación, becas, premios, prácticas en empresa, jornadas de divulgación y visitas a empresas son otras de las actividades que se llevarán a cabo en los próximos meses en el marco de esta iniciativa.

AIRE 2019

Los próximos 6 y 7 de junio de 2019, coincidiendo con la celebración en la UPV de AIRE 2019, III International Academic Real International Congress, se presentarán los primeros resultados de la investigación realizada en el marco de la cátedra Observatorio de la Vivienda.

Para ello, se han cruzado millones de datos transversales de consumos energéticos, asistencia a centros de salud o la variación en número de alumnos en enseñanza primaria, por ejemplo, todo tipo de big data que ha servido para detectar el flujo y comportamiento de los habitantes de la ciudad, consiguiendo una imagen real e inmediata de la evolución de los distintos barrios. Todo ello ha permitido establecer las necesidades y tendencias de cada uno de los distritos.

Asimismo, durante el congreso, se harán públicos los datos de la oferta inmobiliaria total de la ciudad de Valencia, segmentada por códigos postales, con cifras contrastadas por diferentes entidades integradas en la cátedra.

Programa Cátedras de Empresa de la UPV

Tras la firma de la Cátedra Observatorio de la Vivienda, la Universitat Politècnica de València cuenta ya con 60 cátedras y aulas de empresa. Las primeras surgieron en el año 1999 y, desde entonces, el programa Cátedras de Empresa se ha consolidado, potenciando la relación entre la comunidad universitaria y el entorno empresarial, y contribuyendo a la formación de futuros profesionales, la transferencia de tecnología y la generación y difusión de conocimiento.

volver

 
ACTUALIDAD IDEAS-EMPRENDIMIENTO
Como el Tesla Roadster  acelerando de 0 a 100 en 1,9 segundos

Como el Tesla Roadster acelerando de 0 a 100 en 1,9 segundos

El equipo Hyperloop de la Universitat Politècnica de València ha presentado su nuevo prototipo Turian, un pod con más de mil piezas considerado por los estudiantes que han participado en su construcción como “el mejor prototipo creado hasta la fecha”. Con este nuevo vehículo, la UPV aspira a ganar la Hyperloop Pod Competition IV, que se celebrará en Los Ángeles (EE UU) del 15 al 21 de julio de 2019.

Turian promete mejoras en diversos aspectos como la relación peso-potencia y la fiabilidad y seguridad de sus sistemas de propulsión y energía. Para empezar, el pod es una cápsula más compacta y ligera que el prototipo anterior, Valentia. Pesa 96 kg (menos de la mitad) y está construida completamente con fibra de carbono. Como los vehículos de la Fórmula 1.

Además, a diferencia de su antecesor, este nuevo modelo apuesta por menos motores y menos voltaje, lo que simplifica mucho el sistema eléctrico. En total, son 12 motores independientes de 20 caballos. Y en la electrónica, lleva más de 500 sensores, que permiten medir cualquier parámetro del prototipo: temperaturas, presión, velocidad, posición… Y, como ocurre en las carreras de competición, el vehículo es capaz de transmitir toda la telemetría a un ordenador por wifi.

Como el flamante Tesla Roadser

En simulación, Turian llega a ser más potente que el Tesla de última generación. Como el flamante Roadster, el nuevo pod construido por los alumnos de la UPV también acelera de 0 a 100 en 1,9 segundos. Tienen también en común que, al ser vehículos eléctricos, pueden ofrecer mejores resultados en cuanto a potencia. Y podrían superar al Bugatti Chirón, el hiperdeportivo híbrido más potente del mercado ahora mismo, valorado en 2,4 millones de euros. 

La UPV, siempre entre las 10 mejores del mundo

Y es que, de Cheste, el prototipo viajará directamente a Los Ángeles, donde arrancará la Hyperloop Pod Competition IV el 15 de julio. Solo cinco universidades del mundo se han clasificado para todas las fases finales de esta exigente competición de ingeniería. La UPV es una de las que no han faltado a ninguna de las citas Hyperloop. Desde que, en 2016, ganó los Premios al Mejor Diseño Conceptual y al Mejor Sistema de Propulsión, el equipo valenciano vuelto a EE UU todos los veranos, primero en colaboración con la Universidad de Purdue y, desde 2018, en solitario.

 

En ambas ediciones, la UPV quedó entre las 10 primeras. Especialmente meritorio fue el resultado de 2018, cuando el equipo logró superar un total de 50 tests y validaciones, y llegó a liderar durante un par de días la competición, antes de sufrir una avería eléctrica que le impidió continuar. Finalmente, Valentia repitió posición en el palmarés, entre los 10 mejores, por delante de universidades tan prestigiosas como Berkeley o Michigan.

Hyperloop Pod Competition IV

Ideada por Elon Musk, fundador de Tesla y creador de Paypal, la Hyperloop Pod Competition está pensada para impulsar un revolucionario medio de transporte de pasajeros y mercancías que permita viajar a más de 1.100 km/h. En esta cuarta edición, han participado más de 300 equipos de prestigiosas universidades de todo el mundo, de las que solo una veintena ha logrado llegar a la fase final de California.

Allí, el equipo de la UPV se medirá con viejos contrincantes (repiten presencia los tres equipos más potentes de la edición de 2018: la Universidad Técnica de Munich, la Universidad de Delft y l'École Polytechnique Fédérale de Lausanne) y con muchas caras nuevas. El Indian Insitute of Technology de Madras o la California Polytechnic State University (San Luis Obispo) son solo algunas de las que se estrenan en esta cita.

Hyperloop UPV, el equipo emblema de Generación Espontánea

Hyperloop UPV está integrado en el programa Generación Espontánea, plataforma institucional de la Universitat Politècnica de València que fomenta la realización de actividades extracurriculares, contribuyendo al desarrollo formativo y la adquisición de competencias transversales del estudiante. El equipo ha logrado el apoyo de más de 50 empresas e instituciones.

volver

 
ACTUALIDAD CONOCE SPIN OFF UPV
23 empresas

23 empresas

La Universitat Politècnica de València entiende las spin-off como el mecanismo más completo y eficaz de transferencia de tecnología. En el mismo se pone a disposición de la empresa tanto resultados de investigación como el talento y la capacidad de los creadores del mismo. Asímismo, se contribuye a la creación de tejido económico innovador y basado en conocimiento. A estas empresas, unas participadas por la UPV y otras no, la UPV les ofrece la marca Spin-off UPV, que permite reconocerlas y diferenciarlas.

Conoce todas las empresas en este enlace

volver

 
ACTUALIDAD HORIZON 2020 UPV
La UPV lidera el desarrollo de un nuevo dispositivo de bajo coste para el diagnóstico y conservación preventiva de obras de arte

La UPV lidera el desarrollo de un nuevo dispositivo de bajo coste para el diagnóstico y conservación preventiva de obras de arte

La Universitat Politècnica de València (UPV) lidera el proyecto europeo CollectionCare, cuyo principal objetivo es el desarrollo de un nuevo dispositivo de bajo coste y altas prestaciones que ayudará al diagnóstico y la conservación preventiva de obras de arte.

El sistema, que combinará los últimos avances en electrónica de sensores, comunicaciones inalámbricas, modelos de degradación de materiales, big data y computación en la nube, está ideado principalmente para museos y colecciones de pequeño y mediano tamaño que no pueden disponer de sofisticados sistemas de control medioambiental o de personal cualificado para el análisis microclimático y su incorporación al estudio de modelos de degradación de obras de arte.

Ángel Perles, investigador del Instituto de Tecnologías de la Información y Comunicaciones (ITACA) de la UPV y coordinador del proyecto, explica que el dispositivo, "acoplado a la obra de arte, monitorizará de forma ininterrumpida sus condiciones medioambientales (humedad relativa, temperatura, luz y contaminación) durante su exposición, almacenamiento, manipulación o transporte. Dicha información será procesada en la nube aplicando modelos predictivos que permitirán estimar la evolución de la degradación a partir de la cual sugerir medidas preventivas en caso de riesgo para la obra".

Además del Instituto ITACA, el equipo de la UPV está integrado también por personal de investigación del Departamento de Física Aplicada, el Instituto Universitario de Restauración del Patrimonio (IRP) y el Instituto de Tecnología de los Materiales (ITM).

16 socios de 9 países

Junto a ellos, participan otros 16 socios de España, Francia, Grecia, Países Bajos, Italia, Polonia, Letonia, Dinamarca y Bélgica. En concreto, cinco universidades y centros de investigación, seis museos y/o colecciones -entre los que se encuentran el Institut Valencià de Cultura y el Servicio de Restauración de la Diputación Foral de Álava-; dos empresas tecnológicas y otras tres del sector artístico.

El proyecto cuenta, además, con un consejo asesor formado por especialistas de las instituciones más relevantes en la actualidad, a nivel internacional, en materia de conservación preventiva, como son el International Centre for the Study of the Preservation and Restoration of Cultural Property (ICCROM), el Getty Conservation Institute (GCI), el Canadian Conservation Institute (CCI), la Smithsonian Institution, ICOMOS Spain, el Rijksmuseum y la división de Arte de la empresa de seguros AXA.

6 millones de euros de presupuesto

Junto al desarrollo del prototipo para el control medioambiental, el proyecto tiene prevista la realización de numerosas actividades para sensibilizar a diferentes sectores de la sociedad de la importancia de la protección del patrimonio cultural.

El proyecto CollectionCare está financiado por el programa Horizonte 2020, dotado con 6 millones de euros de presupuesto, y se desarrollará a lo largo de los próximos tres años.

volver

 
PANORAMA I+D
Premios Rei Jaume I

Premios Rei Jaume I

Los ganadores de la edición 31ª de los Premios Rei Jaime I son:
  • XAVIER TOLSA DOMÈNECH, en la categoría de Investigación Básica
  • JOSÉ GARCÍA MONTALVO en Economía
  • PURA MUÑOZ-CÁNOVES en Investigación Médica
  • JOSÉ ANTONIO SOBRINO RODRÍGUEZ en Protección del Medio Ambiente
  • ANÍBAL OLLERO BATURONE en Nuevas Tecnologías
  • CARLOTA PI AMORÓS en el premio al Emprendedor

Valencia, (4 de junio de 2019).- Los jurados de los Premios Rei Jaume I han elegido esta mañana a los ganadores de las seis categorías en las que se dividen los premios. Los galardonados han sido anunciados en un acto formal en el Palau de la Generalitat presidido por el jefe del Consell, Ximo Puig y que ha contado con la presencia del presidente fundador, Santiago Grisolía, del presidente ejecutivo, Javier Quesada, además del vicepresidente de la Fundación Premios Rei Jaume I, Vicente Boluda. Por su parte, a primera hora de la mañana, se ha leído la tradicional Declaración de los Jurados que este año ha versado sobre “la preocupante salud de los océanos”.

Al acto también han asistido otras autoridades y responsables políticos, así como los miembros del Patronato de la Fundación Premios Rei Jaume I y representantes de los colaboradores: Air Liquide Healthcare y Caixabank en Investigación Médica, la Fundación Iberdrola España en Protección del Medio Ambiente, el Ayuntamiento de València en Nuevas Tecnologías y Mercadona, Edem y AVE en el premio al Emprendedor. Además, los Premios cuentan con el apoyo de entidades como El Consejo de Cámaras de la Comunidad Valenciana, la Autoridad Portuaria de Valencia, la Fundación Banco Santander, Bankia, SPB, suavizantes y plastificantes bituminosos, RNB, Boluda Corporación Marítima, Pavasal, Grupo Vectalia, Enagas y Celgene.

 

Declaración Jurados 2019

Este año, los miembros de los Jurados de la 31 edición de los Premios Rei Jaume I han querido hacer un llamamiento a la sostenibilidad medioambiental, y más concretamente al estado de los océanos con el siguiente texto:

DECLARACIÓN JURADOS 2019

LA PREOCUPANTE SALUD DE LOS OCÉANOS

Desde el comienzo de la revolución industrial se observa una creciente presión medioambiental sobre los océanos. La polución marina procedente de los grandes vertidos de las ciudades y de las industrias, los pesticidas, la sobrepesca, el riesgo del transporte marino, el uso creciente de plásticos, la presencia de (nano) residuos  peligrosos, se han convertido en amenazas inmediatas para la salud de los océanos pasando además estos contaminantes a la cadena trófica de la alimentación humana. A todo ello se le une el impacto del calentamiento global, la elevación de la temperatura media de las aguas, la polución del aire, la intensidad del impacto de los fenómenos meteorológicos sobre las costas, entre otros, que constituyen una seria amenaza para la fauna y flora de los océanos.

Los jurados de los PRJI de 2019 llaman la atención sobre este problema que incumbe a todos los países, enmarcan su preocupación en la declaración por las Naciones Unidas del decenio 2021-2030 como la Década de la Ciencia Oceánica para el Desarrollo Sostenible y en el próximo informe del IPCC sobre el Océano y la Criósfera y urgen a todos los agentes públicos y privados a adoptar de forma inmediata medidas eficaces para contrarrestar el deterioro de la salud de los océanos y preservar el patrimonio natural heredado para el disfrute de las generaciones venideras.  

volver

 
PANORAMA I+D
Fridays For Future

Fridays For Future

"No hemos venido a rogar a los líderes mundiales que se preocupen. Nos han ignorado en el pasado y nos volverán a ignorar. Se han quedado sin excusas y nos estamos quedando sin tiempo. Hemos venido a hacerles saber que el cambio está llegando, les guste o no". Clara y contundente. Con estas palabras se dirigió al mundo entero Greta Thunberg, una activista sueca de apenas 15 años, en la Conferencia sobre el Cambio Climático de las Naciones Unidas celebrada el pasado mes de diciembre en Katowice (Polonia).

"¿Por qué estudiar para el futuro si puede que no lo haya?". A partir de esta idea, cristalizada en el movimiento Fridays For Future, más de un millón y medio de jóvenes de 125 países llevaron a cabo una huelga de protesta ante la pasividad en la lucha real contra el cambio climático el pasado 15 de marzo.

Dicho movimiento, que tuvo continuidad con una segunda huelga mundial el pasado 24 de mayo, exige la adopción inmediata de medidas urgentes en favor de la sostenibilidad de un planeta actualmente abocado a una grave deriva medioambiental en virtud de poderosos intereses económicos.

Las universidades, espacio clave para dicha transformación

CRUE Universidades Españolas, en su última reunión, ha incidido en que las instituciones educativas "deben constituirse como el espacio clave para generar ese proceso de transformación" fundamental para el cumplimiento de los objetivos de desarrollo sostenible (ODS) de la Agenda 2030.

Así mismo, CRUE ha señalado que "los organismos, las instituciones y los agentes españoles, así como la sociedad en su conjunto, han de escuchar a las futuras generaciones cuando, a través de iniciativas como Fridays for Future, comparten sus inquietudes y preocupaciones".

Muchos miembros de la comunidad académica muestran ya su respaldo activo

Muchos son los miembros de la comunidad académica que no sólo lo han escuchado, sino que ya se han unido a dicho movimiento, como cualquiera que lo desee puede hacer ya a través del siguiente enlace.

El futuro está en juego, y hace tiempo que ha llegado la hora de tomarse la salud del planeta en serio.

volver

 
PANORAMA I+D
Ranking Reuters 2019

Ranking Reuters 2019

La Universitat Politècnica de València (UPV) es una de las 100 más innovadoras de Europa. Así lo acredita el ranking Reuters Top 100: Europe's Most Innovative Universities 2019recientemente publicado, que identifica y ordena las instituciones de enseñanza superior que contribuyen en mayor medida al progreso de la ciencia, la invención de nuevas tecnologías y el impulso de la economía.

La UPV, que ocupa la 95ª posición, es uno de los cinco centros españoles incluidos en esta clasificación, junto a la Universidad de Barcelona (UB), la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC) y la Universidad de Valencia (UV) y la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB). El ranking lo lidera la Universidad Católica de Lovaina, seguida de la Universidad Friedrich-Alexander Erlangen-Nuremberg (FAU) y el Imperial College de Londres.

Metodología empleada para la baremación

Para establecer la clasificación, Reuters se ha basado en datos recogidos por Clarivate Analytics, una herramienta de análisis bibliométrico que recoge la producción científica de cada institución, permitiendo analizar la productividad de la misma y comparar el rendimiento de los investigadores.

La agencia de noticias ordena las instituciones en función del número de patentes, la relación entre licencias solicitadas y concedidas, y el impacto comercial de la investigación llevada a cabo por cada universidad, que se calcula a través de la citación de artículos académicos realizados. En la UPV, las tareas de transferencia de conocimiento corren a cargo del Servicio de Gestión de la I+D+i.

La clasificación se ha realizado partiendo de la identificación de las 600 universidades que publican más artículos científicos. Posteriormente, esta primera lista se redujo a las que registraron un mínimo de 50 patentes en la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (WIPO) entre los años 2012 y 2017. Por último, el ranking definitivo ha surgido de la evaluación de cada universidad en base a diez parámetros vinculados a la investigación, los artículos publicados y las patentes.

 

volver

 
PANORAMA I+D
Salvaguardando el Estado del Bienestar

Salvaguardando el Estado del Bienestar

AMETIC, patronal representante del sector de la industria tecnológica digital en España, analiza la situación de la I+D+i en España, desgranando las claves para conseguir la sostenibilidad del Estado de Bienestar.

Durante las últimas décadas, España ha desarrollado uno de los estados del bienestar más avanzados del mundo, en el marco de una democracia sólida y con elevadas dosis de justicia social. En la actualidad, sin embargo, surgen dudas crecientes sobre la sostenibilidad de dicho estado del bienestar. La intensificación de la competencia internacional, la pérdida del peso industrial de nuestro país, el elevado nivel de endeudamiento de la economía española y la negativa evolución de los fondos de reserva de la Seguridad Social son evidencias inquietantes de la fragilidad de los fundamentos del estado del bienestar. España afronta en los próximos años importantes retos relacionados con el cambio en los equilibrios geopolíticos, la competitividad internacional y la evolución de la pirámide demográfica. Para afrontarlos, cabe establecer con prioridad una agenda de productividad y reindustrialización.

En el tablero internacional, China emerge con fuerza inusual, y se convierte en la gran potencia emergente industrial, tecnológica y científica del planeta, con una agresiva agenda de innovación. Asia ejecuta hoy el 44’2% de la inversión en I+D mundial (el 22% en China). EEUU ejecuta el 25%, y Europa, el 20%. China, que ya supera a la UE en inversión relativa en I+D (I+D/PIB) avanza significativamente en el control de tecnologías clave de futuro, como la inteligencia artificial, y se encamina a desbancar a EEUU como nación con mayor esfuerzo bruto en I+D en muy pocos años. Todo parece indicar, si se mantienen las dinámicas actuales, que China concentrará la mitad de la I+D mundial en una década.

Pero, además, las viejas alianzas se han roto. Si Europa ha vivido al albur del liderazgo tecnológico americano durante casi un siglo, la alianza atlántica ya no existe. No cabe esperar que EEUU nos provea de la tecnología estratégica necesaria para la prosperidad y bienestar europeos en las próximas décadas. Si Europa quiere seguir siendo un player relevante en el tablero internacional, al menos al nivel de EEUU y China, debe redoblar con urgencia sus esfuerzos en I+D. Para seguir siendo un continente próspero, democrático, digno y ejemplar en el mantenimiento de auténticas sociedades del bienestar, debe controlar campos estratégicos de la tecnología como los semiconductores, la microelectrónica, la inteligencia artificial, la supercomputación, los nuevos materiales o la genómica de última generación. La competición global, el liderazgo internacional y la prosperidad de las naciones, se dirime en el campo del desarrollo tecnológico. Las políticas de I+D, orientadas a superar el fallo de mercado (la inversión subóptima del libre mercado en esas tecnologías) deben reorientarse, dotarse de mayores presupuestos, y ser más efectivas en la conversión del conocimiento en valor social y económico.

Las instituciones europeas, cada vez más preocupadas por la pérdida de competitividad del Viejo Continente, y por la dependencia de éste de tecnología importada, han instado a los países miembros a reindustrializare, y a llegar al 3% de inversión en I+D/PIB, hito que debería cumplirse en 2020. Algunos países europeos, especialmente en el entorno germano y escandinavo, han iniciado sólidas sendas de desarrollo tecnológico y de creación de nuevos modelos industriales digitalizados y competitivos globalmente (“Industria 4.0”). Alemania salió de la crisis financiera de 2008 con un esfuerzo en I+D un 20% superior al de hace 10 años. Pero España queda atrás en esta carrera tecnológica. Según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística, la economía española invirtió 14.052 M€ en I+D en 2017, el 1,2% del PIB. Pese a significar un incremento bruto del 6% respecto al año anterior, la intensidad tecnológica de la economía (I+D/PIB) se incrementó sólo en una centésima en el último año (del 1,19 al 1,2%). Una cifra ridícula, que sólo expresa la preocupante parálisis de la innovación española. Cabe destacar que los países tecnológicamente más sofisticados del mundo se sitúan en cotas del 4,3% (Corea del Sur), el 4,2% (Israel), o el 3,4% (Japón). Alemania invierte el 2,9% y EEUU el 2,7%. La media de la UE es del 2%, claramente insuficiente. Y Europa insta a llegar al 3% con urgencia.

España está muy lejos de cumplir esos objetivos. Hoy, la economía española realiza un esfuerzo en I+D idéntico al de 2006. La máxima inversión se alcanzó en 2010 (1,40% del PIB). Desde entonces, estamos descendiendo en los indicadores. La brecha tecnológica para alcanzar los objetivos europeos (3% de I+D sobre PIB) es de 21.078 M€. La economía española debe ser capaz de estimular con urgencia una inversión adicional en I+D de esa magnitud para ponernos al nivel de nuestros competidores internacionales. Este esfuerzo se debe realizar tanto en el segmento público como en el privado (cuyo peso debe alcanzar, según los estándares internacionales, los 2/3 del esfuerzo total en I+D). Este reto sólo se puede alcanzar mediante pactos legislativos de largo plazo. Y, para conseguir el incremento de la inversión privada, es imprescindible incrementar específicamente los incentivos empresariales a la investigación industrial: beneficios fiscales, ayudas directas, créditos preferentes y fórmulas de compra pública innovadora.

En España, las políticas de innovación no han gozado de prioridad, ni de presupuestos estables. Las partidas destinadas a innovación en 2017 en los Presupuestos Generales del Estado (4.635 M€) eran sólo del 55% de las partidas consignadas en 2009. Y, de ellas, se ejecutaba sólo un 29,7% (un 16,3% de lo presupuestado en 2009). Lamentablemente, la innovación ha estado excluida del debate económico, social y político en nuestro país. Las políticas de I+D se han asimilado a ineficientes e insuficientes presupuestos ejecutados, en general, en universidades y centros de investigación públicos, sin indicadores de resultados más allá de los puramente académicos. Se ha minimizado la necesidad de transferir los resultados de la investigación, y de situar a la empresa en el centro de las políticas, como agente productor de valor económico y, por ende, social. Según la última encuesta de innovación europea, sólo el 37% de empresas españolas realizan actividades de innovación, frente al 67% de Portugal, el 65% de Finlandia o el 64% de Alemania. Las políticas económicas han adolecido de visiones holísticas de estímulo de sistemas de innovación orientados a desarrollar una auténtica industria del conocimiento en España, y se han ignorado o infra dimensionado sistemáticamente las políticas y mecanismos de cooperación público-privada y de apoyo a la I+D empresarial. Se ha hecho política de investigación, pero no política de innovación.

Toda evidencia económica lleva a inducir que es urgente cambiar esta dinámica. El mundo se halla inmerso en una carrera tecnológica acelerada, en medio de una revolución científica sin precedentes. La competitividad de los países dependerá de su capacidad de desarrollar e implementar nuevas tecnologías, y convertirlas en productos y servicios de valor. Esa competitividad será la base de los estados del bienestar futuros. Se nos presenta, además, una auténtica bomba demográfica: según el INE el grueso de la población española tendrá entre 55 y 70 años en 2033. Las prestaciones sociales que el estado pueda proveer dependerán de las agendas de productividad, del conocimiento útil generado, y de las inversiones en I+D industrial de hoy.

Es preciso revertir con urgencia la situación de la I+D en España, con el fin de construir una auténtica industria del conocimiento, sostenible, digitalizada y competitiva, y, con ella, ser capaces de afrontar los grandes retos sociales que se avecinan y salvaguardar un estado del bienestar digno e inclusivo. Sólo con una estructura productiva globalmente competitiva e impregnada en tecnología podremos hacerlo.

volver

 
Unidad de Comunicación Científica e Innovación-Servicio de Promoción y Apoyo a la Investigación, Innovación y Transferencia i2T
Mail: ciencia@upv.es
Blog: http://ciencia.blogs.upv.es